Báñate en mi ojos, que se joda el mar.

dijous, 7 de maig de 2009

Era un diumenge que és un Dimecres/Era un domingo que es un miércoles


No,no estic a la lluna,ni tampoc estic al jardí de les ninfees de Monet,ni al metro de París,ni al de València(que de pintoresc té poc però no sé com,aconseguieix encisar-me).
Estic a l'estudi de ma mare escrivint açò i pensant en que la primavera mediterrània no pot ser tan bonica com jo la veig tots els dies,que la llum del Sol no pot produir tanta alegria en ningú que tampoc té res especial pel que alegrar-se.
Estic fent un treball odiós sobre el futbol,mentres pense que quan acabe el llibre de Colette per a francés va a ser el moment més feliç de la meua vida i que quan a l'escola deixen de manar-me llibres i puga llegir el muntó que tinc damunt la taula pot ser també.
Aquell muntó ha eixit d'ací,d'on escric,de l'estudi de ma mare.
També els seus llibres de ballet i també els dibuixos que li faig a la taula i que s'assemblen tan als que fa ella.
Avui no és el dia de la mare,tampoc vaig regalar-li res quan ho era,però pense que no tinc prou diners en el món per a pagar-li el regal de ser ma mare i que quan li diga aquestes paraules potser li semble un trosset d'allò que és mereix.

No,no estoy en la luna,ni en el jardín de las ninfeas de Monet ni en el metro de París,ni siquiera en el de Valencia (que de pintoresco tiene poco pero no sé por qué consigue embelesarme).
Estoy en el estudio de mi madre pensando que la primavera mediterránea no puede ser tan bonita como yo la veo todos los días y que la luz del sol no puede producir tanta alegría en alguien que no tiene nada especial por lo que alegrarse.

Estoy haciendo un trabajo un poco odioso sobre el fútbol mientras pienso que cuando me acabe el libro de Colette que da nombre a este blog (La vagabonde) en francés seré la más feliz del mundo.Bueno,puede ser que alomejor lo sea cuando en el colegio dejen de mandarme libros y pueda disfrutar del montón que tengo sobre el escritorio de mi habitación.
Ese montón de libros que siempre he querido leer ha salido de aqui,del estudio de mi madre.Y también sus libros de cuando estudiaba la carrera de ballet y los dibujitos que le hago en su mesa y que se parecen tanto a los que hacía ella y el libro de las ninfeas de Monet,y las fotos de cuando éramos pequeñas...
Hoy no es el día de la madre,tampoco le regalé nada cuando lo fue (el domingo,¿puede ser?).De todas formas pienso que nunca tendré suficiente dinero para pagarle el regalo que me supone que ella sea mi madre y que si le dijera estas palabras puede ser tendría un mínimo trozo de todo lo que se merece.

Hoy,como todos los miércoles,he salido ofuscada del conservatorio y he necesitado un momento antiestrés (tocando con una compañera canciones de...¿a que no adivináis qué película?jajaja) para después volver en metro a mi casa-uno de los momentos que más me gustan del día,hacer un viajecito sola mirando las caras de los desconocidos mientras escucho el mp3 con la algería tan grande que son Los delinqüentes.
Y bueno,espero que vaya perfilando mi forma de escribir que esto es un desastre!


Dios mío,mañana ya es jueves!

2 comentaris:

  1. :) m'acabe de llegir el teu blog sencer. MENCANTEEEES i no ens coneixem OLÉ deliquente:)

    ResponElimina
  2. De desastre nada, lo importante es escribir! Que bonito que tu madre sea tu inspiracion de esa manera...

    ResponElimina